ESTRATEGIA ESPAÑA NACIÓN EMPRENDEDORA (EENE)

La Estrategia España Nación Emprendedora presenta un conjunto de 50 medidas clave que persiguen la recuperación económica y social de España a la vez que modernizar y favorecer el sistema productivo y la creación de empleo de calidad, entre ellas se encuentran la Ley de Startups, de la que hablaremos más adelante, y el Programa internacional de atracción de talento de las mujeres para posicionar a España como país referente para mujeres profesionales.

  • Esta estrategia nace de la mano del Alto Comisionado para España Nación Emprendedora, y hoy en día es considerada una misión de País.
  • La estrategia gira en torno a tres vertientes para liberar y estimular el talento, que son la educación, la I+D+i y el emprendimiento innovador.

Tal y como explicó Pedro Sánchez en febrero en la Moncloa “queremos que España sea un faro para los emprendedores y para las start-ups de todo el mundo. Esta estrategia busca atraer inversión y hacer de nuestro país un lugar donde las start-ups puedan nacer, recibir financiación y escalar globalmente”.

En relación al marco para el emprendimiento innovador, la “Estrategia España Nación Emprendedora” aspira a que:

  1. España sea considerada una nación innovadora y foco de atracción para la inversión en 2030. Para ello, la Estrategia centra el foco de atención en conseguir acelerar el proceso de la maduración de la inversión en España para fortalecer la economía. De la mano le sigue, desarrollar el talento, atraerlo y retenerlo.
  2. Otra de las metas de la Estrategia es la escalabilidad de las empresas, imprescindible para fortalecer la innovación, consolidar los actuales sectores y garantizar la generación de empleos. En resumen, la Estrategia pretende impulsar iniciativas para que en España haya un número cada vez mayor de empresas que puedan escalar y crecer de forma exponencial de manera que se puedan consolidar sectores potentes.
  3. La meta del sector público emprendedor, otra meta imprescindible para la consecución de los objetivos de la Estrategia. España tiene la necesidad de establecer un entorno normativo en el que se desarrollen con éxito iniciativas de alto nivel innovador. Esto es una administración ágil que genere marcos regulatorios favorables, impulse la inversión de capital riesgo e impulse la innovación. Fuentes: “Estrategia España Nación Emprendedora

Y una vez avanzados los objetivos que persigue la estrategia de España nación emprendedora, vamos a ver qué propone la Ley Startups en específico.

Ley de startups

Como arriba mencionamos, una de las medidas que nacen a raíz de la “Estrategia España Nación Emprendedora” es la Ley de Startups, un proyecto legislativo que se inició en 2018 con la apertura de la consulta pública previa a la elaboración del texto. La Ley de Startups es formalmente conocida como el anteproyecto de Ley de Fomento del Ecosistema Empresas Emergentes.

Nace a raíz de la gran variedad y dispersión de la normativa legal vigente en materia de emprendimiento, que ha creado un deseo general de la reducción de burocracia para poder crear un negocio o hacerlo crecer en España de forma ágil. Su finalidad única es la de crear un marco legal adecuado al emprendimiento innovador, permitiendo la flexibilidad que requiere el dinamismo del ecosistema y tratando de dotar a España de una legislación adaptada a la realidad de las Empresas Emergentes.

Nos encontramos con que la normativa vigente en esta materia impide fomentar y apoyar la creación y el crecimiento de las Startups. Está comprendida por gran variedad de normas obsoletas y no existe ninguna normativa clave. La actividad de las Startups se encuentra sujeta a leyes de diversa naturaleza como es la mercantil o la tributaria que al ser normativas tan amplias, no tienen en cuenta las especificaciones de las empresas de reciente creación por lo que acaban imponiendo requisitos excesivamente gravosos y perjudícales para éstas.

El Consejo de Ministros ha aprobado esta semana un Informe del Anteproyecto de Ley de fomento del ecosistema de las empresas emergentes, orientado a fomentar la creación y relocalización de empresas emergentes en España con el objetivo de continuar atrayendo talento y capital internacional para el desarrollo de un ecosistema emprendedor en España. Este informe será llevado al Congreso, luego al Senado y de vuelta al Congreso para su aprobación.

Por una parte los emprendedores llevan años anhelando esta normativa en España. Necesitan una norma que reconozca primordialmente la singularidad del modelo empresarial de la Startup. Desde la Asociación Española de Startups han solicitado lo que han nombrado un “sello Startup” que reconozca estas características de las compañías emergentes.

Este texto establece un marco específico para estas empresas, respondiendo a su singularidad y a las principales demandas del sector, con el fin de dar visibilidad a nivel global al ecosistema español de Empresas Emergentes, atraer inversión y talento. Las principales materias que destacamos sobre los objetivos del Anteproyecto de Ley son:

Fomentar la Inversión

Las empresas del Sector han demandado continuamente una previsión de bonificaciones fiscales que ayuden a incentivar la inversión en Startups, sin distinciones en el capital invertido, ya sea nacional o extranjero.

En este sentido, se incorporan importantes medidas tributarias y fiscales para impulsar la atracción del talento internacional. Así, se reduce para las Startups el tipo impositivo en el impuesto de sociedades y el impuesto sobre la renta de no residentes, del tipo general del 25% al 15% en el primer período impositivo en el que la base imponible sea positiva y en los tres siguientes siempre que mantenga la calificación de empresa emergente.

También, se eleva la base máxima de deducción por inversión en empresas de nueva o reciente creación (de 60.000 a 100.000 euros anuales), el tipo de deducción (que pasa del 30 al 40%), así como el periodo en el que se considera de reciente creación que sube de 3 a 5 años, con carácter general, o a 7 para empresas de ciertos sectores.

También pretende romper con las distinciones en las bonificaciones fiscales que hay por ahora en relación a si el capital proviene de un inversor privado, un business angel o incluso, si la financiación se ha conseguido a través de crowdfunding.

Impulso y Retención del Talento

También se ha demandado continuamente prever medidas que ayuden a retener el talento español e incluso a atraer el talento extranjero. Una de estas medidas sería modificar los modelos de visados tanto para emprendedores, como para inversores.

En esta misma línea, cabe destacar las medidas favorables a las stock options. En concreto, se eleva el importe de la exención de 12.000 a 45.000 euros anuales en el caso de entrega por parte de startups de acciones o participaciones derivadas del ejercicio de opciones de compra y se flexibilizan las condiciones de generación de autocartera en sociedades de responsabilidad limitada.

Además, el anteproyecto incluye la no obligatoriedad de obtener el número de identificación de extranjeros (NIE) para los inversores no residentes, exigiendo únicamente que tanto ellos como sus representantes obtengan los números de identificación fiscal (NIF).

Sector Público Emprendedor

Por último, ya comentado anteriormente, uno de los mayores problemas que genera la normativa vigente es la infinita burocracia a la que se deben someter las Startups para constituir sus proyectos. Es necesaria una normativa adaptada al sector del emprendimiento que prevea una creación rápida y ayude a la transformación y crecimiento de estos negocios.

Con esta nueva propuesta normativa, el Gobierno pretende regular y flexibilizar todas las actividades que las Empresas Emergentes tienen que llevar a cabo con la Administración a lo largo de su ciclo de vida, en particular en sus primeras etapas, debido a la cantidad de trámites que conlleva el desarrollo de una empresa innovadora de reciente creación y que la penalizan con respecto a otras pymes en aspectos como la fiscalidad o el trámite de visados cuya regulación contempla el anteproyecto.

Además, teniendo en cuenta que el fracaso de una empresa emergente debe aceptarse como un hecho normal, se agilizan los trámites para el cese de actividad, que se cumplimentarán por vía electrónica.

El texto sometido ahora a audiencia pública se dirige a todas las empresas o emprendedores de nueva creación y grupos de Empresas Emergentes, con sede social o establecimiento permanente en España, que no hayan distribuido dividendos, no cotizadas y de carácter innovador. El texto recoge los criterios indicativos de dicho carácter innovador, englobando los conceptos hasta ahora existentes en diferentes normas de “empresas de base tecnológica”, “pymes innovadoras” o “jóvenes empresas innovadoras”. Esta medida es la tercera más importante y prioritaria de las 50 medidas que contempla la Estrategia España Nación Emprendedora.

Pese a que aún quedan medidas importantes por debatir y por establecer, esta ley supone un avance significativo en el marco regulatorio y facilita la creación y la inversión de las empresas emergentes.

Artículo escrito por el equipo de legal de Dozen Investments, Brunilda Garcia y Natalia Ferrer.

Invierte en las grandes empresas del mañana a través de la plataforma de inversión de startups Dozen, antes The Crowd Angel .https://dozeninvestments.com/

Invierte en las grandes empresas del mañana a través de la plataforma de inversión de startups Dozen, antes The Crowd Angel .https://dozeninvestments.com/